caguas expressway 640x100

13POR108 BannerFamily 2C 75k

La Indian más rápida del Mundo

"La verdadera historia de Burt Munro"

ind02.jpg

Si usted es fanático de las motocicletas, si la velocidad sobre ruedas es su pasión o si simplemente es un aficionado del cine, le recomiendo de corazón que traten de conseguir en su tienda de video mas cercana una copia de la película ‚ÄúThe World‚Äôs Fastest Indian‚Äù, filme que da testimonio sobre la vida de Herbert James Munro, conocido en el mundo motorizado como ‚ÄúBurt Munro‚Äù, quien es representado en la película por el estelar, galardonado y ganador de Oscar, el británico Anthony Hopkins.

Por lo general Hollywood utiliza la llamada libertad de autor cuando glorifica o adorna el guión de una película, pero la realidad es que en este caso, la verdadera vida de este increíble personaje es mucho más impresionante e histórica que la propia película.

Este filme fue presentado en Puerto Rico el pasado año, pero la película en si fue grabada y debuto en el resto del mundo en el 2005. Si fuéramos a hacer un sinopsis de la película tendríamos que decir que la misma trata sobre la vida de Burt Munro, un abuelo de 67 años, natural de Nueva Zelanda obsesionado con la velocidad y con su motora Indian del 1920.

ind03.jpgMunro, personificado por Anthony Hopkins, era un solitario hombre que vivía en un solar baldío en un vecindario de familias de ingreso medio. Dedica la mayoría de su tiempo a modificar su motora, en muchos casos fabricando los componentes el mismo.

La película toca directamente la etapa en su vida cuando decide hacer de su sueño una realidad, establecer una marca mundial de velocidad para motoras de 850 centimetros cúbicos o menos, a que logro establecer en el 1962.

Burt se gana el cariño y reconocimiento de su comunidad no solo por su personalidad magnética y simpática, sino porque también la revista internacional ‚ÄúPopular Mechanics‚Äù ind04.jpgpublico sus logros reconociendo la ‚ÄúIndian‚Äù de Munro como la motocicleta más rápida de Nueva Zelanda y Australia. Sus vecinos inmediatos, aunque orgullosos de él, siempre se encuentran en choques con Buró por su comportamiento poco convencional y estilo de vida como por ejemplo, su costumbre de orinar públicamente en un palo de limón en su propiedad (por que supuestamente el palito florecía mas saludable) y porque nunca cortaba la grama (realmente era pasto) de su patio, afeando las otras casas cercanas y por ultimo por su contratada costumbre de levantarse al amanecer y prender su motora sin ‚Äúmofles‚Äù, revolucionando el motor y el vecindario.

Con la ayuda de su comunidad e hipotecando lo poco que le quedaba, Munro se embarca en un viaje trasatlántico, con motora y todo, hasta California donde comenzara su ind05.jpgperegrinaje hasta Bonneville, en el estado de Utah, a las famosas pruebas de velocidad en los ‚ÄúSalt Flat Lakes‚Äù.

Al arribar a Los √Ångeles, Burt recibe el impacto de lo que es la burocracia gubernamental y social en los Estados Unidos y solo mediante su carácter jovial, humilde y sencillo logra sobrepasar sus primeros obstáculos en América.

Munro crea una amistad con la encargada de un motel barato donde decide hospedarse, Tina la travestí, y esta desinteresadamente le ayuda a las gestiones de sacar su motora del almacén de Aduanas y luego lo acompaña a comprar un auto. En el solar de ventas de auto, entabla una amistad con el vendedor (personificado por el comediante mejicano Paul Rodríguez) y lo convence de que a ind06.jpgcambio de ayudarle con la mecánica de los autos en venta, le permita el uso del taller para efectuar unas reparaciones en su motora y fabricar un carretón para remolcar la misma hasta Bonneville.

Una vez completados sus arreglos y el remolque, Burt Munro se embarca en su viaje desde Los √Ångeles a Utah. El viaje resulta ser otra aventura en la cual primero es ayudado por un Indio Americano cuando su carretón pierde un neumático, luego por una ‚Äúviuda alegre‚Äù, Ada, que le permite el uso de un equipo de acetileno y mas tarde en el camino recoge a un joven de la Fuerza Aérea que regresa de Vietnam en una visita para ver a su novia antes de volver al servicio.

Completado su recorrido, Munro arriba en Bonneville a tiempo para la llamada ‚ÄúSpeed Week‚Äù, solo para enterarse de que se le negaría su participación en el evento por que debía haberse registrado con los treinta días de anticipación de fecha límite.

Nuevamente, su personalidad magnética y carismática le gana un gran grupo de amigos que se dan a la tarea de ayudarle a convencer a los Oficiales de Bonneville de que le permitan registrarse para el evento. Esto aprobado, su motora pasa al escrutinio de los oficiales técnicos, donde literalmente se ríen de el y de su motora por el año de la misma, la edad de Buró (63 años) y lo arcaico, poco seguro e inconvencional de las modificaciones hechas a su máquina.

ind07b.jpgDesde un punto de motor hecho de un gozne de puerta modificado, gomas convencionales a las cuales el le arranco la goma para que fueran lisas y las embetunó para que se vieran como ‚Äúslicks‚Äù nuevas, falta de un uniforme apropiado, y para colmo el propio Buró enfermo del corazón, fueron solo algunas de las fallas que determinaron de que el grupo técnico del evento le prohibiera la participación en la pista.

Munro supera nuevamente este obstáculo utilizando la ayuda y respaldo de las docenas de personas que se encariñaron con él y los oficiales, pensando ‚Äúque podría pasar, si esta cosa que él llama motora y un viejo escarranchado de seguro no podrían alcanzar una velocidad peligrosa y le permiten hacer sus carreras de prueba‚Äù.

Bueno, aquí es cuando Burt Munro se glorifica y escribe una nueva pagina en los anales de la velocidad y el motociclismo al establecer una marca mundial para motos de 850cc de 178.71 milla por hora.

La película concluye con la llamada de Munro al hijo de su vecino de al lado en Nueva Zelanda, informándole que su motora es ‚ÄúLa Indian más rápida del Mundo‚Äù.

ind08.jpgind09.jpg
La película termino ahí, pero la participación de Burt Munro continuo por varios años mas, cuando luego de algunas modificaciones su motora del 1920, regresa a Bonneville y en el 1963, con un motor de mayor desplazamiento (920cc) establece una marca mundial de 183.586 millas por hora.

Munro regreso a Bonneville en el 1965 y fue en el 1967 cuando sentó un nuevo record de 190.07 millas por hora con su nuevo motor de 950cc, marca que aun, al día de hoy, permanece en los record mundiales sin haber sido superado por persona o maquina alguna. Burt comento para la primera edición de la publicación de ‚ÄúMotorcycle New Zealand‚Äù, que en el 1967, en una carrera de pruebas logro alcanzar, antes de que explotara el motor y este cayera de la maquina, una velocidad certificada de 206 millas por hora. El record quedo en 190.07 por que este requería un pase de respaldo, algo que obviamente luego del accidente no pudo hacer.

ind10.jpgind11.jpgSi este relato es increíble, mas increíble aun es la manera en que Munro desarrollo la tecnología del motor de su Indian del 1920. Munro fabricaba sus propios pistones fundiendo el aluminio y moldeándolo él en su propio taller que mas bien parecía un establo que un taller. Los ejes de leva de su motora eran también fabricados por el con una lima y una sierra, sin uso de tecnología moderna, de especificaciones ni un cuarto de ‚Äúdyno‚Äù donde medir el progreso. Burt Munro fabrico magnetos, culatas de bloque, horquillas delanteras, etc. Todo con sus propias manos y ya entrado en sus sesenta años de edad. El bloque del motor de su Indian, aun luego de sobre cuarenta años era el mismo, numero de serie 50R627.

En sus pruebas en Bonneville, su equipo de trabajo consistía de fanáticos de la marca Indian que llegaban y trabajaban como voluntarios por la mera satisfacción de compartir con este singular personaje.

En el 1975, Burt Munro perdió su licencia de competencia debido a su agravante condición del corazón, algo que no impidió que hiciera un par de pases clandestinos, como decía el ‚Äúpara mantenerse en forma‚Äù. En el 1978, mientras regresaba de su caminata diaria, el corazón de Burt Munro al fin le fallo para siempre.

ind12.jpgind13.jpg
Munro murió teniendo el reconocimiento y respeto de los que lo conocieron y los que estaban envueltos en las pruebas de velocidad de Bonneville, pero sin tener la más mínima idea de lo famoso que su vida seria luego de que la película que lo inmortalizo, ‚ÄúThe World‚Äôs Fastest Indian‚Äù fuera presentada.ind14.jpgind15.jpg

Munro tenía un hijo y tres hijas, ninguno de ellos envuelto en sus aventuras sobre ruedas, pero que admitieron que si él hubiese conocido lo famoso que se hizo, simplemente se hubiera reído y que lo que lo llenaría de orgullo y satisfacción hubiese sido el haber compartido su vida con millones de personas.

La vida de Burt Munro es un ejemplo para todo ser humano, no solo para los fanáticos de la velocidad. Sus logros dieron testimonio del efecto que la determinación, coraje y humildad pueden tener en la vida de las personas. Ante toda adversidad, Burt Munro se rió de la vida y de los obstáculos que esta ponía en su camino. Se mantuvo, al igual que en los lagos de sal de Bonneville, en el centro del carril, sobre la línea negra, con miras a alcanzar sus sueños, sus metas y eventualmente la inmortalidad.

Burt Munro fue ingresado al Pabellón de la Fama del Motociclismo en el año 2006.

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email