caguas expressway 640x100

Koki Paisán - Fanático logra reunir una impresionante colección de motocicletas.

motoras_1.jpg

Es de conocimiento público que el motociclismo en Puerto Rico cuenta con un fiel y nutrido grupo de seguidores. Estos pueden dividirse en cuanto al estilo de las motoras que le interesan, pero la afición Sobre Dos Ruedas sin duda esta muy saludable.

Los mayorcitos de este grupo, siguen las motoras clásicas, las motoras de carretera o ‚ÄúTouring‚Äù, como las Harley-Davidson, las Indian, las Victory y por supuesto las nuevas motoras japonesas de Honda, Suzuki y Yamaha que siguen las líneas tradicionales de las grandes maquinas americanas. Estos grupos, como el afamado grupo ‚ÄúPolilla‚Äù, compuesto de jóvenes profesionales, la mayoría de ellos retirados o caminos al retiro, dispuestos y ansiosos de disfrutar su ‚Äúvida loca‚Äù dando paseitos con la ‚Äúdoña‚Äù o la ‚Äúnovia‚Äù a comer lechón, al Festival de las Flores y otras ocasiones especiales. Algo así como la película de John Travolta y Martin Lawrence y Tim Allen, ‚ÄúRoad Hogs‚Äù.

Por supuesto, están los grupos de las llamadas motoras ‚Äúplásticas‚Äù, las verdaderas ‚Äúsuper bikes‚Äù de la carretera, con sus monstruosos motores e increíble caballaje. Este es un grupo grande y estoy seguro que los han visto en las carreteras, las gomas anchas, pinturas llamativas, de sonido ensordecedor y casi siempre con una guapa chica atrás.

Recientemente hemos visto crecer un nuevo grupo de los llamados ‚Äúscooters‚Äù, estos se dividen en los de los ‚Äúscooters‚Äù clásicos, como las Vespa y el de las motonetas modernas, que aunque hay cuarenta marcas, todas lucen iguales. Estas últimas tienen equipos de música y pueden ser identificadas por el uniforme estándar de sus conductores, pantalones cortos, los ‚Äútennis‚Äù blancos, la camiseta sin manga y por supuesto, el casquito estilo Nazi.

Establecido ya los distintos grupos de motoras, y no queremos ofender a nadie ni con la descripción o si englobamos a un grupo equivocadamente, podemos manifestar que el coleccionista del que le hablaremos y las motocicletas que el posee, no pertenecen a ninguno de los grupos anteriores. El dueño si podría ser miembro honorífico de los ‚Äúpolilla‚Äù, pero su gusto de motos es muy diferente al de mis amigos canosos.

Se trata de un cubano/boricua que por mas de medio siglo ha estado envuelto de una forma u otra en la pasión por vehículos de dos ruedas. Jorge ‚ÄúKoki‚Äù Paisán, se inicio en el motociclismo en su tierra natal, la hermana isla de Cuba a los 10 años de edad, y ahora, a punto de celebrar su cumpleaños numero setenta, todavía no ha podido librarse del gusanito de las motocicletas. Koki estuvo envuelto en las competencias de velocidad para motos en Cuba, eventos que en su mayoría se corrían en las carreteras y caminos vecinales entre La Habana y alguno de los pueblos adyacentes. Paisán tiene un álbum de recuerdos lleno de fotografías de esos tiempos de juventud donde ni se pensaba lo que podría pasarle si se caía a ochenta o noventa millas por hora en una carretera convencional sin ninguna otra protección que un casco de la época, unos mahones y claro, una cabeza y pellejo duro.

motoras_24_vintage_racing.jpg

Paisán dejo atrás el participar en eventos de circuito o pruebas de velocidad, pasándole la antorcha a su hijo Jorge, pero la pasión y el amor por sus motoras fue revivido hace unos veinte años, en los cuales ha acumulado mas de una docena de maquinas muy exclusivas.

motoras_23_coleccion.jpg

La colección de Koki no esta compuesta de maquinas súper caras o súper potentes, no, esta es una colección de motocicletas que en su tiempo eran populares y económicas, algunas de ellas podríamos llamarlas especiales, pero cualquiera de ellas podía ser adquirida por cualquier hijo de vecino. Por supuesto, ahora, estas motos son maquinas de colección, algunos de los fabricantes extintos, pero todas de ella de algún significado histórico en su marca o en su era.

motoras__21_logos.jpg

Todas son marcas europeas o japonesas y la variedad se extiende desde una Zundapp de 50cc, hasta una BMW de 900cc. La colección incluye maquinas de carretera, como la BMW o la Benelli 900cc de 6 cilindros, maquinas de circuito, como la Greeves 250cc o la Honda 250cc Hawk con un ‚ÄúRacing Kit‚Äù y la histórica Honda CB77 305 Superhawk, la motora japonesa que cambio la industria sobre dos ruedas. Podríamos llamar su colección ecléctica, pero desde cierta perspectiva, las motos todas caen dentro de una cierta personalidad. Veamos las maquinas.

motoras_2_dkw.jpg

La primera maquina en la fila de esta exhibición privada fue una KW RT-250 H del 1953. Esta moto ha sido completamente restaurada, todas piezas originales y solo espera por el asiento original, el que tiene, aunque es genuino, no cae en la base de fábrica. El asiento ya fue localizado y se esta en espera de recibirlo. Si se fijan, en el 1953 la maquina formaba parte de la organización de los automóviles Audi, y las siglas y logo de DKW están situadas debajo del logo y la palabra Auto Union, nombre que identificaba la marca en esa década. El diseño de la DKW es sencillo y practico, cilindro, cabeza de bloque y carburación todo cabe cómodamente y accesible. El millaje que aparece en el odómetro es original y podemos apreciar también la numeración de serie que coincide con los papeles originales de venta en posesión del Paisán. La manija redonda sobre la horquilla funciona como un ajustador de la suspensión delantera, una especie de ‚Äúdamper‚Äù manual.

motoras_3_jawa.jpg

La segunda motocicleta es una JAWA 350 Modelo 636 del 1974. La JAWA es de producción Checoslovaca, ahora la Republica Checa, y su nombre proviene del nombre de su fabricante, Janecek unido al modelo Wanderer del 1929. JA WA se pronuncia ‚ÄúYAVA‚Äù. Esta motora tiene un motor Twin (2 cilindros) de 343cc que desarrollaba 23 caballos de fuerza a 5,000rpm. Utilizaba una transmisión de 4 velocidades y transfería la potencia a la rueda trasera vía una cadena.

motoras_4_victoria_bergmeister.jpg

La tercera belleza de dos ruedas es una muy rara Victoria Bergmeister del 1954. Bergmeister quiere decir ‚ÄúCampeón de la Montaña‚Äù o ‚ÄúMountaineer‚Äù. Esta poco común motora utiliza un motor de 350cc de diseño ‚Äútwin‚Äù o gemelo en forma ‚ÄúV‚Äù acomodado transversalmente que transfiere su caballaje a través de un eje de cardan. El color de esta Victoria se conoce como ‚ÄúCapri‚Äù, un color que tiene integrantes azules, verdes y hasta un tono grasoso. El comprador tenía opción de escoger entre un asiento enterizo para dos personas (como el que tiene esta moto), o un asiento estilo silla de caballo, típico de los años cincuenta. Se rumora que había un tanque pequeño, un poco más aerodinámico y estético que el que aparece en esta motocicleta, pero nadie lo ha visto, es probable que se origino en alguna moto prototipo. La cubierta cónica en la parte trasera del motor cubre el filtro de aire y los carburadores. Noten que en el lado izquierdo de el motor, justo arriba de el pedal de cambios, se encuentra una palanca cromada, esta, cuando esta en posición vertical indica que la transmisión esta en neutro. Cuando el conductor corre la motora y cambia de velocidades, la palanca se va moviendo hacia el frente y hacia abajo, hasta llegar a su cuarta posición. Cuando el piloto se detenía, en lugar de tener que regresar a neutro o a primera usando el pie, simplemente podía con la mano llevar la transmisión a su posición neutral de un solo tiron. Los fabricantes de la Victoria pensaron en todo, debajo del tanque, hay un interruptor que enciende una luz auxiliar en la eventualidad que el piloto tuviese que efectuar algún ajuste o reparación en la carretera, de noche, y no hubiese iluminación.

motoras_5_honda_cb77.jpg

La cuarta maquina en la colección es una Honda CB77 Superhawk de motor de 305cc del 1963. Esta Honda paso a la historia como una especial y decisiva en la agenda del fabricante japonés de invadir el mercado de motocicletas en America. La misma fue fabricada entre el 1961 y el 1967, aunque aparecen varias maquinas inscritas en el 1968. El diseño del motor es el que se conoce como un ‚Äúpararell twin‚Äù, con un cig√ºeñal que rotaba a 180 grados, sirviendo un cilindro como cámara de admisión y otra de compresión y escape. Sus 305cc de desplazamiento producían unos 28.5 caballos de fuerza y alcanzaba una velocidad máxima de aproximadamente 100mph. La instrumentación se limitaba a un solo tablero ovalado que integraba el velocímetro y el tacómetro en el mismo recuadro. La aguja del tacómetro giraba en la dirección de las manecillas del reloj y la del velocímetro en contra del reloj. Una motora tal vez no impresionante en su apariencia, pero fue vital para establecer a Honda solidamente en el mercado americano.

motoras_6_greeves.jpg

Quinta en la fila lo fue una muy rara motora Greeves 250cc del 1963. Esta es una verdadera maquina de competencias, motor 250cc de dos ciclos, modificado para carreras, paneles aerodinámicos, un carburador Amal especialmente modificado, con bolla separada (el que aparece en la foto es un Amal de carretera ya que el de competencias no mantiene baja) y un sistema de escape de tipo ‚Äúexpansion chamber‚Äù abierto, sin ninguna forma de silenciador, tubo directo que suena como una ametralladora Uzi. Esta maquina participo en la carrera de Daytona en el 1963.

motoras_7_ducati.jpg

La sexta motora en nuestra excursión por la marquesina de nuestro anfitrión fue una Ducati Elite Súper Sport 200cc OHC del 1961. La Elite Súper Sport exhibió por vez primera su emblema en forma de calcomanía en lugar de letras metálicas. Una verdadera maquina de velocidad que podía ser ordenada con asiento sencillo o doble. Esta maquina utiliza un sistema de escape directo, pero venia preparada para que se le instalar una especie de ‚Äúbaffle‚Äù para reducir el sonido en carretera. Si nos fijamos en el odómetro de esta maquina, este marca unas 185 millas originales. Una maquina sobreviviente en condiciones óptimas.

motoras_8_benelli_254.jpg

Séptima en fila encontramos una fantástica motora Benelli 254. Esta motora utiliza un motor de 233cc de 4 cilindros y una transmisión de 5 velocidades. Esta maquina gira unas 12,000 revoluciones por minuto, su sonido es muy similar al de un coche de Formula Uno. Utiliza cuatro carburadores y cuatro tubos de escape que conectan en dos silenciadores, uno a cada lado de la maquina. Si nos fijamos en las fotos que acompañan a esta motora, la Benelli 254 lucia su velocímetro, tacómetro y otros instrumentos sobre el tanque de gasolina, en lugar de sobre la horquilla detrás del foco como es costumbre en prácticamente todas las motocicletas. Su diseño es muy similar al de la Honda de 4 cilindros, pero Benelli puede reclamar el crédito de haber diseñado una verdadera maquina de carretera de baja cilindrada mucho antes de sus competidores en Japón. La Benelli 254 salio por vez primera en el 1979.

motoras_9_zundapp_200cc.jpg

Una Zundapp 200cc de 2 ciclos del 1953 fue nuestra próxima maquina. Esta maquina de 196cc tiene muchas características únicas, podemos ver su sillín con un resorte que le da un movimiento de motora de lujo al conductor; utilizaba una correa de piel (parecida a las utilizadas por los autos de competencia ingleses) para mantener la batería en su posición. Directamente sobre la batería podemos ver un cilindro pintado en el color de la maquina que almacenaba las herramientas. El tanque de gasolina utiliza una malla que funciona como filtro para evitar que cualquier basura pueda entrar al tanque. Podemos ver las identificaciones que reclaman la fabricación de estas maquinas en el fenecido estado de Alemania Occidental y si miramos el odómetro, podemos confirmar que esta Zundapp tiene solo 544 millas de uso, de hecho la misma fue adquirida de su dueño original.

motoras_10_zundapp_super_sabre.jpg

En noveno lugar en este pabellón histórico de motocicletas encontramos otra Zundapp Alemana, en este caso una Súper Sabre 250cc del 1956. Fabricada entre el 1956 y el 1963, para esta era, una maquina de 250cc era considerada en un punto medio en cuanto a tamaño de motor, pero la Súper Sabre, mediante triunfos en pruebas de duración y velocidad demostró ser un verdadero contendiente. La maquina propiedad de Koki Paisán viste su traje de carretera, asiento ‚ÄúTouring‚Äù, guardalodos de carretera y escapes convencionales. Las herramientas se almacenaban debajo del asiento y esta es otra maquina de millaje bajo.

motoras_11_horex.jpg

Nuestra décima motora es una impresionante Horex 350cc OHV del 1957. Esta es una motora sumamente rara, de hecho fue el ultimo modelo de la maquina con motor de 350cc. Horex fue una firma Alemana fundada en el 1923 que con breves interrupciones por la Guerra Mundial presento unas potentes y elegantes maquinas. Es posible observar la atención a detalles y excelencia en la producción de esta motora. Si observamos cada ángulo de esta maquina podemos ver la calidad del diseño, desde el bloque exterior del motor, su cuadro y suspensión. La combinación del tanque pintado con piezas cromadas nos recuerda la famosa BSA y el escudo de Horex es clásico y elegante.

motoras_12_benelli_900sei.jpg

motoras_13_benelli_sei.jpg

Undécima en esta presentación de dos ruedas tenemos una Benelli 900Sei 6 cilindros del 1983. He aquí una verdadera joya, una maquina refinada de 6 cilindros, 905cc OHC, con tres carburadores Dellorto y que desarrolla 80 caballos de fuerza. La Benelli 900Sei utiliza una transmisión de 5 velocidades e incorpora un ingenioso sistema de 3 frenos de disco. La maquina tiene dos frenos de disco en la rueda delantera y un freno de disco en la rueda trasera. Cuando el conductor aplica el pedal del freno, se activan en forma proporcional, el freno trasero y el disco izquierdo delantero. Cuando el conductor aplica el freno delantero mediante el uso de la manivela en el manubrio derecho, se activa el freno de disco del lado derecho delantero. Otra exclusiva de esta maquina es el uso de una doble cadena, suficientemente fuerte para manejar la potencia del motor de 6 cilindros. La Benelli 900Sei pesa unas 549 libras y alcanza una velocidad máxima de unas 120mph.

motoras_14_bmw_r90_6.jpg

Completa la docena una motora que se convirtió en un icono de la industria, una fenomenal BMW R-90/6, 900cc de 2 cilindros del 1974. Esta legendaria motocicleta de 2 cilindros opuestos, una transmisión de 4 velocidades que transfiere la potencia a la rueda trasera mediante el uso de un eje cardan. El potente motor de 900cc utiliza unos carburadores Bing de estilo ‚Äúconstant velocity‚Äù. Estas maquinas son mucho mas ágiles de lo que lucen. La BMW tiene un tablero completo de instrumentos que acomoda tacómetro, velocímetro y los llamados ‚Äúidiot lights‚Äù. Esta BMW en particular resulta ser una verdadera maquina de carretera, cómoda y de poca vibración, y el pasajero o pasajera trasero pueden cómodamente recostarse de la barra de respaldo.

motoras_15_honda_hawk_racing.jpg

La numero trece de la suerte es una Honda Hawk 250cc del 1973, equipada con el Racing Kit. Esta Honda, aunque tiene ciertas modificaciones de motor, su mayor cambio, comparada con el modelo original, están en sus frenos, suspensión, escapes y su vestimenta aerodinámica, que incluye una visera transparente. Esta motora es una pura sangre y un verdadero placer el manejarla.

motora_16_gilera_racer.jpg

Seguimos en el plano de las competencias y les presentamos la motora catorce de esta exhibición, una Gilera 175cc Production Racer del 1959. Gilera celebro su 50 Aniversario con la presentación de sus maquinas de 175cc y este Production Racer estuvo activamente participando en competencias internacionales de velocidad. Para competencia se le instalaba un cojín forrado en piel sobre el tanque para que el piloto pudiera descansar su barbilla sin que se golpeara con el tanque. El propio tanque esta diseñado de forma que tiene moldeado la forma de los brazos del piloto, de forma que pudieran unirse, hombre y maquina, en una pieza integrada aerodinámica. La Gilera # 66 utiliza escape de competencia, sin restricción de ningún tipo. Podemos observar las gomas de competencia. Gilera es un reconocido nombre Italiano en el mundo de la velocidad sobre dos ruedas.

motoras_17_puch_250.jpg

Cerramos esta presentación de las motoras del amigo Koki Paisán, con la decimoquinta y más reciente restauración por el ávido fanático. Se trata de una motora austriaca Puch 250 SES del 1968 (se pronuncia PUK). Es curioso que hoy encontremos la marca Puch extraña, pero para los que como yo son de ‚Äúantes de Menudo‚Äù, las motoras Puch eran producidas por la fabrica Alemana y vendidas por Sears Roebuck bajo el nombre Allstate, en los años sesenta. Es lamentable que no tuviéramos el espacio dentro del taller de Koki para ofrecerles un buen ángulo de esta motora en toda su extensión. La maquina es impresionante, al igual que el trabajo efectuado en casi su totalidad por el propio Paisán. No es necesario comentar mucho sobre esta motora, entiendo que las fotos dan testimonio de la atención a detalles tanto del fabricante como del restaurador. La Puch 250 tiene un gran valor sentimental para su dueño, ya que fue una de las primeras motocicletas que tuvo de joven en Cuba. Es notable que ese afecto sentimental fue transferido a la tarea de la restauración de la motora.

A continuación incluimos literatura e información variada de varios de los fabricantes de las 15 motoras que les hemos presentado. Autos Clásicos e Históricos utiliza este medio para reconocer la gran labor efectuada por Koki Paisán en documentar la historia mediante esta excelente colección de motocicletas. Si disfruto de este o cualquier otro reportaje en nuestro portal cibernético, compártalo con sus amigos fanáticos y particularmente con la juventud, que tomaran la responsabilidad de continuar documentando nuestro patrimonio automovilístico, que incluye el fabuloso mundo de las maquinas de dos ruedas.

motoras_18_anuncios.jpg

motoras_19_anuncios.jpg

motoras_20_manuales.jpg

motoras_22_benelli_ultima.jpg

Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email