caguas expressway 640x100

Shelby GT-500 1967 - Motor Boss Nine de John Kaase 527-800hp

2

Foto colaboración: RK Motor

Con el arribo del año 2014 y el próximo debut del Mustang 2015, la “fiebre” ha estado corriendo rampante con celebraciones, creaciones, recreaciones, promociones, evento tras evento, etc. sobre el cincuentenario del legendario Ford Mustang. Cogido de la mano, la celebración se extiende a las creaciones de Carroll Shelby, cuyo primer Mustang GT-350 debuto también en el 1965.

Entre fabricantes, “tuners”, especialistas, etc. la imaginación ha corrido sin riendas, cada uno tratando de crear la imagen más impactante que celebre los cincuenta años del “pony car”. Esta que les presentamos hoy la encuentro muy acertada, y aunque en esencia es un modelo 1967, me parece que une la tradición fiel y genuina del concepto del Mustang Shelby GT, con un toque de tecnología, sin convertir el auto en un proyecto de “resto-Mod”.

Habiendo tenido varios modelos Shelby en mi juventud, uno de ellos un Shelby GT de 1967, me identifico sólidamente con el auto de nuestro reportaje y lo veo como un proyecto real, podríamos decir hasta típico de dicha era. El Shelby GT-500 de 1967 continua siendo el más cotizado y buscado ejemplar de Shelby en la historia, así que encuentro propio el que haya sido este modelo el seleccionado para el proyecto. Continúen conmigo y conozcan este espectacular ejemplar del Mustang Shelby GT.

7

Cuando tenemos la oportunidad de tener en nuestras manos un Shelby GT o un Mustang 1967 y queremos hacer algo especial, la mayoría de los aficionados se inclinan a una de las dos tendencias populares: recrear un Shelby Eleanor, o irnos por el libro y restaurar o recrear un Shelby GT genuino, pieza por pieza. Los dueños de este auto, escogieron una tercera opción, crear un auto 100% original, por dentro y por fuera, sin que delatase lo que yacía debajo del bonete en su suspensión.

14

Si vemos las fotos exteriores del auto, con la excepción de los aros, aun cuando son Shelby, el auto luce totalmente original. Si nos asomamos por la ventana e inspeccionamos los interiores, igualmente, todo es de fábrica. La gran diferencia es en el motor y tren de fuerza y aun aquí, su constructor opto por desviarse de lo acostumbrado, evitando caer en el tradicional motor 428 o 427 Wedge, seleccionando nada menos que un potente motor Boss Nine V-8 de aluminio, de 527 pulgadas cubicas, fabricado por el igualmente legendario John Kaase, probado en el Dyno y certificados cada uno de sus 800 caballos de fuerza.

13

Cuando Shelby diseño y presento el modelo para el año 1967, todo había sido tomado en consideración en cuanto al exterior y su aerodinámica, así que para que inventar, su apariencia permaneció intacta, a excepción de la selección de pintura, en color Candy Apple Red con franjas blancas.

4

Los emblemas, varetas, espejos, focos, entradas de aire, parrillas, todo es original y puro Shelby, con la excepción del tapón de la gasolina, una versión Cobra un poco más moderna. En el interior, los asientos, paneles, panel de instrumentos, instrumentos, alfombras, arneses, y hasta el radio, todo también es original, lo que contribuye al efecto de “sleeper” del vehículo.

5

6

La gran sorpresa es cuando se levanta el bonete y queda expuesto todo lo que yace en este espacio. No pasa desapercibido el gigantesco motor Boss Nine de John Kaase, debidamente identificado con sus emblemas y siglas BOSS 527. Visibles de inmediato el filtro de aire genuino de Shelby-Cobra, un gigantesco sistema de “throttle body” de 1500cfm, que es controlado por un sistema Fast XFI ECU Port Fuel Injection. El motor incluye un cigüeñal forjado de Bryant Billet, bielas Oliver, pistones forjados y todo el tren de válvulas en caja de bolas.

8

La chispa y encendido son controlados por un sistema MSD y una vez la ignición sucede, los gases salen vía unos headers GoodFab de acero inoxidable. Frente al motor se encuentra un radiador hecho a la medida en aluminio por la firma Fluidyne, que mantiene el motor funcionando en temperaturas óptimas.

9

Para poder acomodar el enorme motor Boss en la plataforma del Shelby 1967, las torres de los amortiguadores fueron eliminadas y reemplazadas por un juego de amortiguadores ajustables “coil-over” de Detroit Speed. En la parte trasera, se utilizo un sistema “Quadra-Link” también de Detroit Speed, con amortiguadores “coil-over” ajustables. El equipo trasero cuenta con un diferencial Ford de 9” con una relación de 3.55:1. La potencia del motor Boss es transferida a través de una transmisión Tremec T56 de 6 velocidades que utiliza un embrague McLeod de competencia.

11

Con 800 caballos de fuerza debajo del bonete, hay que darle pensamiento al sistema de frenos, por lo que la selección fue rotores Baer de 14” al frente y 13” atrás. El auto rueda sobre gomas BF Goodrich Comp Two montadas en aros 427 Shelby de 18” de diámetro fabricados por Vintage Wheels Inc.

10

Todo lo seleccionado en la planificación, construcción y terminación de este espectacular automóvil representa lo mejor de su era y lo mejor del momento, combinados de una forma que no le restan al valor estético del vehículo y le suman al manejo del mismo. Después de todo, no es ese el plan de cada fabricante?

3

 

Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email