caguas expressway 640x100

Impresionante y muy Sencillo - Ford 1931 Cupe - un Hot Rod Clasico

 1

No hay que gastar cientos de miles de dólares para lograr construir un Hot Rod clásico que impresione, sea rápido y practico. Lo que hay es que saber hacer las cosas, con gusto y sentido práctico. Este es el caso de este Hot Rod Clasicos, una carrocería Ford Cupe de 1931 completamente en su acero original, un potente motor Chevrolet 454, una transmisión automática Turbo 400 y un diferencial de Ford de 9 pulgadas.

Si usted es uno, que como yo, piensa que el mercado de los hot rods se ha vuelto loco, pinturas de treinta mil dólares, electrónicas, equipos de sonido, asientos ortopédicos, aros cromados de miles de dólares y modernas gomas de bajo perfil, saque lápiz y papel para que anote la formula de cómo construir un auto que vire cabezas y pueda construirse con un presupuesto de familia promedio.

3

Parecía ser que la única manera de construir un hot rod económico era caer en la modalidad de los “rat rods”, donde todo es usado, sin terminación, completamente rustico y emocionante, pero existen otras alternativas y el auto de nuestro reportaje nos traerá recuerdos de cuando los autos se construían en el patio de atrás de la casa, en el garaje de un amigo o en la marquesina. Refrescante no, pues sigan el reportaje y vean cómo es posible aun alcanzar ese hot rod de ensueño.

De inmediato uno se percata del bajo perfil del auto. Pegado al piso, agresivo y rápido. Para lograr este aspecto, se localizo una carrocería de Ford Cupe de 1931 en metal original y se le corto 6 pulgadas al alto de la capota. Para acercar la caja al piso, se efectuó un trabajo de “channel” en la cual el perfil lateral bajo 4 pulgadas en relación al chasis.

4

Una vez terminado el trabajo de la carrocería, esta fue pintada en color negro con brillo. Muchos hot rod clásicos lucen una pintura promedio, pero este auto luce de maravilla, es más, podríamos decir que hasta luce espectacular. La terminación negra es acentuada con una plétora de líneas finas en colores rojo y blanco. Las líneas ocupan el cajón de los focos delanteros, el marco de la parrilla, el techo y el panel debajo de la tapa del maletero, dándole ese toque especial al auto.

5

El auto fue “afeitado” y desprovisto de prácticamente todo accesorio cromado y lo que no era cromado. Se fueron los guardalodos, el bonete, las manecillas de las puertas, la manecilla del maletero, los focos traseros originales y todo el cristal original. El parabrisas y los cristales traeros se reemplazaron con Lexan, y los cristales de las puertas, bueno, estos no existen ni le hacen falta.

13

Al frente una parrilla customizada reemplazo la original y a sus lados residen dos focos grandes cuya cableria fue cubierta por un material similar a la piel de culebra. Sobre el parabrisas una visera pintada en el color de la carrocería no solo protege del sol, sino que le da el toque de la época. Atrás un par de focos fueron montados debajo de la tapa del maletero.

9

6

Lo buena gente y pulposa habita al frente, entre los rieles del chasis, un motor Chevrolet 454 “Big Block”, directamente sacado de una camioneta de los setenta. Gracias a la manita que le pasaron, el motorcito desarrolla cerca de 450hp, claro, ayudado por una “tunnel-ram’ Edelbrock con dos carburadores 600cfm, los cuales son alimentados vía unas líneas rojas transparentes. Al colocársele los filtros cromados, el motor queda prácticamente del mismo alto del techo, lo que le da una apariencia siniestra tanto desde dentro del auto como desde afuera. Las tapas de bloque de acero están cubiertas por unas tapas de aluminio cromado, nuevamente brindando esa apariencia nostálgica. El alternador es cromado y se utilizaron algunos componentes “billet”, pero ninguno le resta a la apariencia clásica del auto.

7

8

Por debajo, encontramos una transmisión Turbo 400 GM que transfiere la potencia del motor a un diferencial Ford de 9 pulgadas, que descansa sobre una suspensión triangulada de 4 brazos. Tanto el chasis como los componentes de la suspensión fueron pintados rojo brillante, brindando un contraste con el color negro de la carrocería.

12

En las cuatro esquinas, aros de acero de 15 pulgadas de diámetro, pintados en el mismo color rojo del chasis y equipados con neumáticos Firestone de banda blanca ancha 5.60-15 y 8.20-15 respectivamente.

10

En el interior, como ya pueden imaginarse, no hay lujos de ningún tipo! No hay aire acondicionado, no hay equipo de sonido, no hay butacas lujosas ni un guía de “billet”. El asiento es de tipo banco, pero dividido al centro, la instrumentación del panel es por Omega Kustoms montadas en el panel original del auto. El guía es plástico de 10 pulgadas de diámetro, directamente al frente del conductor. El diseño de líneas finas utilizadas en el exterior del auto se utilizo también en el interior de las dos puertas del cupe.

11

Como ven, todo es sencillo pero luce como un millón! Clasicos, rápido, fácil de mantener y de operar, pero sobretodo, increíblemente atractivo. Yo no se ustedes, pero yo, quiero uno!

2 

 

Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email