caguas expressway 640x100

Primer Mustang Vendido al Publico en 1964 Aun en Manos de Su Duena Original

1

Siempre que salen los modelos nuevos de un fabricante, hay mucha gente que hace todo lo posible por lograr comprar ese codiciado auto 000001 que salió de la línea de producción. Sin embargo, en muchos casos, ese primer vehículo esta reservado para alguien famoso y en otras ocasiones para el que pague más por ese vehículo especial. Parece ridículo que alguien pague tanto dinero por obtener el primero de la línea, o al menos así parecía antes.

Bueno pues imagínese usted ahora, que usted está en el salón de exhibición de algún concesionario, buscando algo nuevo, pero nada realmente le ha impresionado. Usted está a punto de marcharse, cuando un vendedor le detiene y le dice, “tengo este carrito en la parte de atrás del lote que acabamos de recibir, le gustaría verlo? Usted lo vio, le gusto y decidió darle una prueba en la carretera.

Usted, complacido con el auto decide comprarlo y llevárselo a su casa, sin darle ningún tipo de pensamiento, hasta que se entera, de que el auto que usted adquirió, se supone hubiese sido objeto de una develación especial dos días después de que usted lo compro, y que por alguna razón, accidentalmente usted compro el primer auto puesto a la venta. Seria enormemente emocionante enterarse de que uno adquirió el primer auto de una nueva línea antes de que el fabricante pudiese presentarlo al mundo y a la industria!

Aquí comienza nuestra historia, una que nos relata como un error de un vendedor pone en las manos de un consumidor que no tenía idea de lo que estaba comprando, el primer Mustang vendido a ninguna persona, un convertible de 1964 ½.

Gail Brown, una maestra de escuela elemental, estaba buscando un nuevo auto para abril de 1964. Ella visito su concesionario Ford en Chicago y después de caminar el lote por un rato sin que nada le motivase, un vendedor le hablo sobre un nuevo auto que tenía en el lote trasero, un convertible azul claro con motor V8 260 y capota eléctrica.

Tras la acostumbrada negociación típica de la compra de un nuevo auto, Gail Brown salió del dealer manejando su nuevo Mustang sin tener la más mínima idea de la popularidad de dicho vehículo. No fue hasta que la gente la paraba en la carretera para ver el auto, para retratarse con el vehículo y toda la fanfarrea que el vehículo causaba, que Gail se dio cuenta de que tenía algo especial.

3

Un par de años mas tarde, Gail se caso, y su esposo Tom adopto el Mustang como su transportación diaria. Gail y su esposo criaron dos hijos, y no fue hasta el 1979, que el Mustang fue almacenado en una adición que se le hizo al garaje de la casa, para que luego se convirtiese en el proyecto del retiro de Tom.

En el 2006, Tom ya estaba en el proceso de la restauración del auto, cuando oyó algo muy curioso sobre el Mustang. Otro dealer de Chicago, reclamaba que él había vendido el primer Mustang en la historia, y ofrecía como documentación, presentaba su orden de compra venta fechada el 18 de abril de 1964. Tom, le pico la curiosidad, y esa tarde al llegar a su casa, rebusco todas las gavetas, para encontrar su propia orden de compra venta del Mustang. Al encontrarla, pudo confirmar, que efectivamente, su esposa Gail había adquirido su Mustang, un día antes, el 15 de abril de 1964.

4

Luego de compartir su relato con varios clubes de Mustang del área, el auto de Gail y Tom Wise recibió el título de haber sido el primer Mustang en haber sido vendido al público. Pensar que tomo unos cuarenta años el que ese pequeño detalle se hiciese famoso es tan sorprendente como el hecho de que Gail Brown, propietaria original del auto, aun retiene su ahora histórico vehículo.

5

El Mustang tiene unas 68 mil millas en su odómetro y fue objeto de una restauración de 4 años para ponerlo en condiciones óptimas nuevamente. La familia planea quedarse con su auto y aun cuando es un vehículo de tal importancia histórica, lo manejan ocasionalmente compartiéndolo con otros aficionados del modelo Mustang en diferentes ferias y auto shows, bajándole la capota y viajando en compañía de sus nietos.

El auto no ha sido objeto de una tasación que tome en consideración su importancia histórica, y a lay el que no se haya hecho no es de gran importancia para familia Wise en estos momentos. Ellos disfrutan de tenerlo, de manejarlo y de la peculiar manera de que el auto cayó en sus manos. El auto recibe cariño y cuidado, pero no duerme en una burbuja plástica, lo compraron para disfrutarlo y disfrutarlo es lo que han hecho. Es refrescante el que después de 49 años en sus manos, disfruten de pasear su Mustang tanto como el día que lo adquirieron.

Pensar que hoy en día hay gente que pagaría millones por obtener el primer Corvette C7 que se venda. No se ha publicado cuanto pago Gail Brown por su Mustang en el 1964, pero si se divulgo que entrego como “tarde-in” un Chevrolet de 1958 por el que le acreditaron $400.00. De seguro el precio de venta fue por debajo del “sticker Price”.

Qué haría usted hoy con ese auto si fuera suyo? Lo vendería, lo llevaría a subasta pública en espera de sacarle millones, o haría lo que hizo la familia Wise, continuar utilizando y disfrutando su Mustang? Nos encantaría oír sus comentarios.

2

Autos Clasicos e Historicos con Luis Mariano quisiera oír sus comentarios en Facebook para compartirlo con otros amigos fanáticos de los autos y del Mustang o escribanos a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

 

Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email