caguas expressway 640x100

Chevrolet Bel Air 1957 - Super Turbo Fire - Dual Quads

1

Sin duda alguna, uno de los autos clásicos más queridos y más reconocidos de todos los tiempos lo es el Chevrolet de 1957. Su nivel de popularidad promueve que se seleccione el modelo de ’57 para construir desde las más sofisticados y exactas restauraciones a nivel de concours, a un potente “driver” de placer, a un Pro Street y hasta el más increíble monstruo de aceleración para el cuarto de milla. Sea cual sea la afición, el Chevrolet Bel Air de 1957 brinda elegancia y manejo a la ecuación.

3

El vehículo que le presentamos fue objeto de una extensa y completa restauración “frame off”, utilizando las piezas y componentes originales o de reemplazo de la mayor calidad. El trabajo comenzó con el metal de la carrocería, el cual fue sujeto a un exigente trabajo de preparación, sirviendo de canvas para el artista de la cabina que lo cubrió con varias capas de pintura Negro Ónix. Podrán observar que el cuadre de los paneles es infinitamente mejor que su condición original de fabrica.

5

De los tres “5”, el ’55, ’56 y ’57, el 1957 es el más ornado, con varetas de cromo desde el frente hasta atrás. Desde sus distintivas balas cromadas en el bonete hasta los emblemas en dorado, exclusivos del ’57, todas las piezas cromadas se encuentran en condiciones de salón de exhibiciones. La capota de lona utiliza un cristal nuevo y su exacta forma mantiene los elementos afuera.

4

A mediados de los cincuenta pocos paneles de instrumentos eran tan elegantes y lleno de detalles como el del Chevrolet Bel Air de 1957. Al abrir las puertas uno reconoce los interiores rojos y plateados (Código 683 de General Motors) que contrastan y a la vez armonizan el panel de instrumentos, los asientos de banco y los paneles de las puertas. Todos los elementos clásicos están presentes, desde el guía de 15 pulgadas hasta el radio “Wonder Bar AM/FM” que busca la señal con solo aplicar la presión de un dedo, todo combinan para una espectacular apariencia clásica. En la parte trasera del auto encontramos un maletero igualmente detallado con la alfombra correcta, el gato, la goma de repuesta y todas las calcomanías y emblemas correctos.

6

7

8

9

Si levantamos el bonete acabamos de enamorarnos de este fantástico Chevrolet 1957. Un motor V8 Súper Turbo Fire de 283 pulgadas cubicas con el “casting number” correcto y exclusivo para el 1957, #3731548. Dicha combinación es considerada como el comienzo del legado de motores de alto rendimiento de Chevrolet, que incluye el múltiple de admisión de dos carburadores Carter de 4 bocas, el filtro de aire AC de baño de aceite, el generador Delco-Remy y las calcomanías de fábrica. Al encender el motor oímos la dulce música del V8 Súper Turbo Fire a través del sistema de tubería de fábrica y dos silenciadores turbo de reemplazo.

11

Conectado al motor encontramos una transmisión Saginaw de 3 velocidades, correcta para el modelo y año, que transfiere la fuerza a un diferencial equipado con un sistema de posi-traction original de fábrica. Una suspensión original, frenos de banda en las 4 ruedas y gomas BF Goodrich banda blancas montadas en aros de fábrica con los tapa bocinas Chevrolet originales completan el manejo típico de un auto de los cincuenta. Podemos decir sin equivocarnos que el Chevrolet 1957 es no solo un icono de la afición de autos clásicos y antiguos, sino un vehículo que atrae a la gama completa de la afición.

12

13

2

 

 

 

 

Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email