caguas expressway 640x100

El Delahaye de 1 Millon de Francos

 

Según relatado por Peter Mullin, del “Mullin Automotive Museum”

Hablamos de competencias automovilísticas en Francia e inmediatamente pensamos en las 24 Horas de Le Mans, sin embargo existe una de las carreras de autos de más historia, que pocos conocen, una cuya repercusión fue más allá de los anales automovilísticos, una que se consideró, como un triunfo político en una era donde las fuerzas Nazi dominaban a Europa. Esta fue el “Million Franc Challenge” de Francia de 1937.

El Club Automovilístico de Francia ofreció un premio de un millón de Francos a cualquier fabricante automotriz Francés que pudiese romper la marca establecida por Alfa Romeo en el 1934, cuando completo 16 vueltas al Autódromo de Monthery, unas 120 millas, en tiempo record. Esa marca se mantuvo hasta agosto de 1937.

Para ese tiempo, el Third Reich de Hitler y el Patriotismo Nacional Alemán se encontraban en pleno apogeo, por lo que Hitler respaldo de manera furiosa los esfuerzos del Mercedes-Benz Silver Arrow, en un intento de destronar y deslucir los equipos franceses e italianos, confirmando así los reclamos de la superioridad de la raza Aria.

El esfuerzo de los franceses fue respaldado por Lucy Schell, Americana, y el pasado piloto de Ferrari, Rene Dreyfus, seleccionado para pilotear el nuevo Delahaye, un modelo 145 propulsado por un potente motor V12 de 4.5 litros y 235hp.

El Gobierno Nazi, utilizando lo último de la tecnología alemana, presento el Mercedes-Benz Silver Arrow y el bólido representando a la firma Auto-Union, los cuales hasta el momento habían dominado las pruebas automovilísticas. El legendario Rudolph Caracciola, en su Silver Arrow de 480hp W154 presentaba el mayor reto para los autos franceses.

Cada auto debería completar 16 vueltas al Autódromo Monthery, aproximadamente unas 120 millas de recorrido, a una velocidad promedio de unas 91mph. Dreyfus, piloto del Delahaye llevo su auto al límite, desgastando sus gomas Dunlop hasta la lona, logrando superara a todos los participantes, menos al Bugatti manejado por Jean-Pierre Wimille. El Bugatti tuvo numerosos problemas mecánicos los que aparentemente lograron resolver, y cuando salió a la pista, fue seguido por el propio Dreyfus en el Delahaye. Ambos pilotos alcanzaron velocidades record y así se mantuvo la mayoría de la prueba, hasta que el Bugatti sucumbiera nuevamente ante fallas mecánicas, dándole la victoria a Dreyfus y al Delahaye.

Dreyfus logro la victoria al completar las 16 vueltas al circuito estableciendo una nueva marca de 1 hora 21 minutos a una velocidad promedio de 91.3 millas por hora. La victoria fue objeto de enorme orgullo nacional para Francia. Varios meses más tarde Dreyfus y el Delahaye nuevamente vencieron el Mercedes Silver Arrow en el Gran Premio de Pau de 1938.

Tras la invasión de Francia por los Alemanes, Dreyfus, quien era Judío, se escapó a los Estados Unidos, donde eventualmente se convirtió en dueño de un famoso restaurante en la ciudad de Nueva York. Hitler ordeno que el “Million Franc Delahaye” fuese encontrado y destruido. En esto tampoco tuvo éxito, ya que el auto fue desarmado y sus piezas dispersadas en varios lugares para evitar el ser descubierto por los Alemanes.

Cuarenta años más tarde, Peter Mullin logro reunir todas las piezas y re ensamblar el Delahaye, documentando su proveniencia. El auto participa en eventos históricos y eventos de concours cuando no está en exhibición en el Museo Mullin en Oxnard, California.

 

A continuación un enlace para un histórico video: https://youtu.be/hWwgZTgScpc



Promo 1
Promo 3

Promo 4

multi_ventas

Navegadores

Disfrute mejor de este Portal con:

icon-firefox icon-safari icon-chrome icon-ie

Lenguajes

Spanish English German Portuguese

Boletín

Reciba las últimas Noticias, Artículos e información en su email